Páginas

Ella estaba embarazada y por comer este alimento su bebé nació muerto. Nunca lo comas estando embarazada.


En la vida  de una mujer, el momento mas importante y significativo, es cuando está embarazada.

Es la etapa en donde no sólo se siente la emoción de tener dentro un ser que te va a cambiar toda la vida, además es el momento en donde se comienza un nexo amoroso con ese pequeño que lleva en el vientre, es poder percibir todos los cambios que se dan en el organismo y el poder sentir y alegrarse cuando dan las pataditas o cuando cambia de posición; también cuando lo puedes visualizar en los ecosonogramas y poder detallar como va creciendo mes a mes, logrando ese afecto más puro, tierno intenso que pueda sentir una persona por otra. Adicional a esto, es producto del amor de dos seres que se aman.

Una mujer, que había tenido la bendición de quedar embarazada y de tener en su futuro un bebé al cual ver crecer, tuvo una historia con un fatal desenlace.

En la clínica 67 del Seguro Social, en Veracruz, llegó a la sala de emergencia una mujer con serias complicaciones en su embarazo. La próxima madre presentaba una hemorragia severa en la parte del  vientre, y una fuerte cantidad de úlceras y eccemas en la piel. Cuando los doctores la recibieron, la metieron al quirófano de inmediato y la anestesiaron para hacerle procedimientos quirúrgicos de emergencia.


 
Cuando la mujer despertó después de un largo tiempo y recobró la conciencia, los doctores le dieron la terrible noticia y la peor que puede recibir una madre… Ella rompió en llanto… le dijeron que las operaciones resultaron positivas, y lograron salvarle la vida pero a un costo muy alto: sacrificaron la futura vida del feto…

EL diagnóstico de los 3 médicos que atendieron el caso coincidió. Todos tenían la misma conclusión, que hubo una contaminación severa por mercurio, parásitos anisakis y toxoplasmosis. Estos parásitos y el elemento mercurio tienen una fuerte presencia en los mariscos, pescados y aves que no han sido congelados ni cocinados correctamente.

Al momento de hacer un expediente y avaluación posterior, los médicos entrevistaron a la joven mujer acerca de la dieta que llevaba durante su embarazo, ella respondió que frecuentaba los restaurantes de comida japonesa y le gustaba consumir marisco con métodos de baja cocción.

Los médicos concluyeron que la infección que se produjo, fue derivada de un marisco o pescado consumido, que se encontraba contaminado y no fue congelado ni cocido bien. Establecieron en su reporte, que el mercurio dañó severamente el sistema nervioso que todavía estaba en desarrollo del feto de 8 meses; y que la toxoplasmosis, causado por un parásito protozoo intracelular,  penetró en la placenta y provocó mortales consecuencias en el feto.

Los doctores emitieron un comunicado a través de cual, explicaron los riesgos de consumir alimentos de origen animal sin cocinar. El Sushi, cebiche, cocteles, son un ejemplo de algunos alimentos que se deben de evitar. De la misma manera, invitaron a las mujeres en etapa de gestación a no consumir alimentos crudos, ni siquiera verduras…

La mayoría de los alimentos de origen animal son congelados, y este proceso hace que muchas bacterias y parásitos mueran. Si después de este proceso, agregas un correcto proceso de cocción mediante fuego, las probabilidades de que algún parásito sobreviva es casi nula.

Estas fue una terrible historia acontecida en la vida de una joven ilusionada con vivir la experiencia de ser madre.

A veces por no tomar en consideración las advertencias de los especialista ocurren este tipo de cosas. Esta triste historia puede  ayudar a evitar que le ocurra a otras persona por eso señoras ¡No consuman mariscos durante el embarazo, puede significar un gran riesgo para usted y su bebé!