Páginas

Tanto la vitamina E como el cristal de aloe vera son perfectos para favorecer el crecimiento de las pestañas, así como para evitar la caída excesiva

Las pestañas se han convertido en un componente muy importante de la belleza del rostro, no solo porque ayudan a lucir una mirada más atractiva, sino porque ejercen un papel protector para los ojos.

Muchas están buscando productos para darles fuerza y estimular su crecimiento, ya que un espesor y tamaño adecuados permiten lucirlas más definidas y estéticas.

El problema es que las máscaras y los cosméticos no siempre son beneficiosos y muchos son demasiado costosos y difíciles de adquirir.


Además, algunos de sus componentes químicos pueden ser agresivos y aumentar el debilitamiento y la caída excesiva.

Por fortuna, hay algunos ingredientes naturales que, usados de forma continua, ofrecen buenos resultados sin ocasionar efectos secundarios.

Si bien sus efectos no son milagrosos o algo parecido, incorporarlos en la rutina de belleza puede ayudar a alargarlas y nutrirlas.

Entre esto nos encontramos con un tratamiento casero de aloe vera y vitamina E cuya aplicación ayuda a conseguir las pestañas deseadas.

¿Te animas a probarlo?


Tratamiento de aloe vera y vitamina E para lograr unas pestañas fuertes y abundantes
La combinación de gel de aloe vera con vitamina E nos da como resultado un producto 100% natural para mejorar el aspecto de las pestañas.

Ambos ingredientes son ricos en sustancias esenciales. Estas, además de estimular el crecimiento, las protegen frente a las agresiones ambientales y toxinas.

¿Quieres conocer más? Lee: 13 trucos incomparables para conseguir unas pestañas de impacto

Beneficios del gel de aloe vera
Aloe vera
La planta de aloe vera contiene un gel cuyo contenido de aminoácidos esenciales estimula el crecimiento saludable del vello.

De hecho, aporta 19 tipos de aminoácidos que participan en la formación y estructuras de las proteínas, necesarias para conseguir unas pestañas fuertes y largas.

Aporta sustancias hidratantes, bactericidas y antioxidantes que revitalizan los pequeños pelitos a la vez que detienen su caída excesiva.

Controla la producción natural de sebo en las glándulas sebáceas, y evita que el exceso de grasa obstaculice los poros capilares.

También regula el pH y contiene enzimas naturales que promueven el crecimiento natural tanto del cabello como de las pestañas.

Entre otras cosas cabe destacar que contiene:

Vitaminas (A, del complejo B, C, E)
Minerales (hierro, potasio, calcio, magnesio)
Beneficios de la vitamina E
Beneficios de la vitamina E
Conocida por su potente acción antioxidante, la vitamina E es uno de los nutrientes esenciales para la belleza de la piel, el cabello y las pestañas.

Actúa como reconstituyente natural de los folículos pilosos y, por si fuera poco, frena el daño oxidativo que causan los radicales libres y los rayos del sol.

Llamada también tocoferol, es un ingrediente esencial para proteger los ácidos grasos y facilitar la absorción de otras vitaminas.

Su uso continuo aumenta el crecimiento de los pequeños vellos que forman las pestañas y, por si fuera poco, le brinda nutrición extra para evitar la caída.

Visita este artículo: 5 usos cosméticos del huevo para la piel y el cabello


¿Cómo preparar este tratamiento de aloe vera y vitamina E?
tratamiento de aloe vera y vitamina E
En lugar de gastar grandes sumas de dinero en costosos tratamientos cosméticos para las pestañas, vale la pena preparar en casa esta receta casera para protegerlas y nutrirlas.

El aloe se puede adquirir en tiendas herbolarias y supermercados, mientras que la vitamina E se consigue en pequeñas cápsulas en las farmacias.

Ingredientes
2 cucharadas de gel de aloe vera (30 g)
1 cápsula de vitamina E
1 frasco de vidrio pequeño
1 cepillo de rímel limpio
¿Qué debes hacer?
Extrae el gel del interior de una hoja de aloe vera y, luego, agrégalo en la licuadora con el contenido de una cápsula de vitamina E.
Procesa todo por unos segundos, hasta notar que los ingredientes quedan bien integrados.
Vierte el preparado en un pequeño frasco de vidrio hermético y procede a utilizarlo.
Modo de aplicación
En horas de la noche, justo después de retirar todo rastro de maquillaje, sumerge un cepillo de rímel en el preparado y aplícalo desde la raíz hasta las puntas de las pestañas.
Deja que se seque de forma natural y que actúe durante toda la noche.
Enjuaga a la mañana siguiente.
Repite su uso todos los días para conseguir resultados en poco tiempo.
Debes tener presente que los compuestos de este producto casero no actúan de forma inmediata y, por lo tanto, se requieren varias aplicaciones para notar los cambios en las pestañas.

Anímate a prepararlo en casa según las recomendaciones dadas e inclúyelo en tu rutina regular para comprobar por ti misma todas sus bondades.