Páginas

Su hija nació muy enferma y lo que su papá tuvo que hacer para salvarla te hará llorar


Tuvieron una niña, a quien decidieron nombrar Braylee, pero desgraciadamente a los dos meses fue diagnosticada con ictericia, que es cuando un bebé cuenta con un alto nivel de bilirrubina en la sangre. Se trata de una sustancia amarilla que el cuerpo produce cuando reemplaza los glóbulos rojos viejos.

La niña fue sometida a varios estudios y el resultado fue mucho peor, la bebé había nacido sin vesícula biliar.


El cuerpo de la bebé estaba prácticamente contaminado y los doctores tuvieron que conectar su intestino directamente a su hígado, de esta forma pudieron drenar bilis, pero por desgracia la salud de la niña no mejoraba y su cuerpo comenzó a hincharse de manera muy extraña.

Parecía que la bebé tuviera un balón en su estómago y requería de un implante de hígado de emergencia sino moriría.

Entonces su padre se convirtió en héroe y le donó una parte de ese órgano vital.

Lamentablemente para costear el pago de la operación Justin se vio obligado a hipotecar su casa, vender dos automóviles y disponer de una herencia que le habían dejado sus abuelos, prácticamente su familia quedó en banca rota para salvar la vida de su hija, además perdió su empleo por las constantes faltas que tuvo debido a la enfermedad de su hija.

Afortunadamente la pequeña reaccionó muy bien al trasplante y ahora goza de una muy buena salud, además, al conocer la situación de Justin y su familia su comunidad empezó a organizarse para crear una colecta que les permita pagar la hipoteca de su casa y mantener los cuidados de la bebé.